CHEESECAKE DE ARROZ CON LECHE, una delicia que combina dos de los postres más conocidos, con la suavidad de una cheesecake horneada al baño maria y el toque de canela ¡¡ te encantará !!

 

Y es que aunque haya enfriado un poquito el tiempo, seguimos en verano y por eso siguen apeteciendo postres fresquitos como los que ya te he compartido otras veces:

Además tienes un montón de postres en vasitos que se consumen también fríos y que ya están en el blog a tu entera disposición:

¿ Verdad que se te hace la boca agua ? Pues verás cuando pruebes la receta de hoy ¡¡ buenísima !!

INGREDIENTES PARA LA BASE DEL CHEESECAKE DE ARROZ CON LECHE

  • 100 g de mantequilla
  • 200 g de galletas
  • Canela al gusto

INGREDIENTES PARA LA CREMA DEL CHEESECAKE DE ARROZ CON LECHE

  • 600 g de queso crema
  • 250 g de arroz con leche ( casero o comprado )
  • 3 huevos
  • 150 g de azúcar glass
  • Ralladura de un limón
  • Canela al gusto

PREPARACIÓN

Empieza por engrasar un molde desmontable de 18 o 20 cm ( yo uso spray desmoldante ).

Tritura las galletas hasta hacerlas polvo y derrite la mantequilla ( yo la pongo un minuto al microondas ). Mezcla la mantequilla con las galletas y añade un poquito de canela en polvo.

Usa esta mezcla para la base del cheesecake apretando bien en la base del molde hasta que quede compacto. Mete al congelador para que endurezca la base y mientras ve preparando la crema.

Mientras vas preparando la crema , ve precalentando el horno a 160º .

Para la crema comienza por mezclar bien el queso crema con el azúcar . De seguido añade los huevos y bate bien hasta integrar.

Por último añade el arroz con leche , la ralladura de limón y canela en polvo al gusto. También puedes omitir el echar canela a la masa y dejar este ingrediente como decoración final espolvoreando sobre la superficie del cheesecake una vez horneado.

Saca el molde del congelador y vierte la crema sobre la base que tenías de galleta.

Hornea al baño maria durante una hora aproximadamente. Sabrás que está listo cuando se empiece a dorar por los bordes y al tocar la parte de arriba la masa no se debe pegar a tus dedos.

Si quieres una cheesecake de arroz con leche bien cremosa, debes sacar en el momento justo cuando los bordes estén bien dorados pero el centro siga ligeramente tembloroso.

Tras sacar del horno deja templar a temperatura ambiente y luego mete a refrigerar unas horas para que coja consistencia y puedas desmoldarlo.

Te aguantará en nevera perfectamente unos 3 días.

Puedes decorar con unas ramitas de canela y así esta tarta te quedará así de bonita.

 

Espero que te haya gustado la receta, no te pierdas las novedades de los CURSOS ONLINE ¿ Has visto el nuevo Curso de GALLETAS DE BELLA Y BESTIA ?

Nos vemos el próximo Jueves con otra receta deliciosa ¿ Qué te gustaría que preparase para próximas entradas del blog ?

Nos vemos pronto, feliz semana.

Besos

Eli