Tarta fría de limón super cremosa y además sin horno ¡¡ te va a encantar en cuanto la pruebes !!.

Y es que tras unos cuántos días sin escribir aquí en el blog ¡¡ he vuelto !! Y tenía que hacerlo con una super receta.

Créeme si te digo que es la tarta fría de limón más cremosa del mundo ¡¡ ideal para los amantes de los postres con limón !!

Y es que ahora que aprieta el calor es el momento de pasar a postres sin horno, mucho más fresquitos ¿ no crees ?

En el blog encontrarás otras recetas sin horno que te van a encantar:

Vamos con la receta de hoy

INGREDIENTES

* Para la base

  • 200 g de galletas ( tipo maria o similar )
  • 100 g de mantequilla

*Para la tarta

  • 400 g de queso crema tipo Philapelphia
  • 200 ml de nata ( crema de leche )
  • 2 limones
  • 6 hojas de gelatina neutra
  • 150 g de azúcar

PREPARACIÓN

Empezaremos por preparar la base de la tarta. Para ello derrite en el microondas la mantequilla y tritura las galletas hasta dejarlas bien finitas.

Mezcla bien la mantequilla con las migas de las galletas , después coge un molde con base desmontable y pon en el fondo un círculo de papel de horno para que te sea más fácil desmoldar.

Esparce en la base del molde la mezcla de galletas y mantequilla, aplastando bien y cubriendo con esta pasta toda la base. 

Mete el molde en nevera mientras preparas la crema de la tarta para que la base de galletas endurezca un poquito.

Para la tarta empieza por hidratar en agua fría las hojas de gelatina.

Por otro lado por en un cazo el zumo de los 2 limones, junto a la ralladura de medio limón y el azúcar.Calienta la mezcla hasta que el azúcar se haya disuelto por completo y después añade las hojas de gelatina y remueve hasta disolver por completo la gelatina.

En ese mismo cazo añade el queso crema y mezcla bien hasta homogeneizar la mezcla.

En el momento de montar la nata . Recuerda que lo ideal es una nata con un porcentaje mínimo de 35% de materia grasa.

Monta la nata y añade a la mezcla anterior suavemente y con movimientos envolventes para que no se baje.

Es el momento de echar la mezcla en el molde sobre la base de galletas que ya teníamos. Después sólo tienes que meter tu tarta en la nevera un mínimo de 4 horas para que la gelatina haga su efecto ¡¡ Y listo !! Ya puedes desmoldar pasado ese tiempo y disfrutar de una delicia como ésta.

Espero que te haya gusta esta receta. Recuerda que si quieres aprender más sobre repostería tienes a tu disposición más de 40 CURSOS ONLINE

Y no te pierdas nuestra sección de material para repostería con cortadores, sellos, stencils…

Nos vemos en la próxima receta.

Feliz semana.

Besos

Eli